EL ROSTRO como CARTA de Presentación

Todos sabemos de la importancia que tiene la cara al vernos reflejados en el espejo cada mañana. El rostro muestra si hemos descansado, si tenemos preocupaciones o si estamos en calma, si tenemos obstrucción o tenemos oxígeno. Si estamos contentos o tristes.

La cara es nuestra carta de presentación y a todos nos gusta tenerla despejada, joven y con la piel tersa y oxigenada. De hecho si hacemos un buen descanso por la mañana nos encontraremos al 1000×1000 de capacidad y oxígeno. Y a lo largo del día los sentidos se irán llenando de información que no podemos procesar tan rápidamente como entra, y llegaremos al final del día con la cara cargada, cansada y envejecida.

Con mascarillas, masajes de alineación energética, una limpieza de cutis, vamos limpiando la información a nivel suciedad, de la polución del ambiente, y a nivel energético-emocional de información que llega y no ciclamos.

Vemos muchas imágenes por los ojos que si no ponemos filtro, entran a llenar la vista de información, la mayor parte de ella sin interés para nosotros en el momento. En la nariz quedan multitud de olores, que olfateamos, cosas que intuimos que no sabemos que hacer con ellas, y en la boca palabras retenidas que no podemos expresar en el momento y quedan ahí. Las orejas igual pensamientos y palabras del exterior que nos cargan los mismos.

Como lo más cercano a los sentidos es la mente, la información sube a la frente, a la mente, y puede producir incluso dolores de cabeza.

En el rostro la información que percibimos queda 1 mes, después de ese tiempo, lo que tenemos sobrante, pasará al cuerpo, bajará a la zona corporal correspondiente, bloqueando la misma.

Si hacemos una limpieza del rostro tanto a nivel físico, como a nivel energético-emocional, tendremos la cara despejada y abierta a las oportunidades de la vida, y el cuerpo no se cargará tanto con la información de la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *